Izquierda Unida lamenta que Landaluce rechace las enmiendas a los Presupuestos Municipales

El concejal de IU, José Luis Alcántara, ha lamentado en nombre su grupo que el Alcalde rechace unas enmiendas que están destinadas a mejorar un presupuesto que no responde a las necesidades de empleo y vivienda de los algecireños y algecireñas.

El edil de izquierdas ha considerado inaudito el rechazo a las enmiendas presentadas por IU al último presupuesto del mandato, habida cuenta de escaso margen de tiempo que ha tenido el PP para estudiarlas en profundidad. “El PP las rechaza por venir de donde vienen, estoy seguro de que ni tan siquiera las han leído, porque si así fuese se habrían dando cuenta que nuestras enmiendas dan respuesta a parte de sus promesas incumplidas, como la revisión catastral, la mejora de las tasas de empleo o la ayuda a las familias con problemas de vivienda”, aseguró Alcántara.

El responsable del área económica de Izquierda Unida, ha desmentido también las palabras referentes al supuesto incremento del gasto, “la mejora que planteamos para las partidas de la Delegación de Viviendas, o del plan de arreglos en barriadas olvidadas por el PP, como la Bajadilla, Pastores o El Acebuchal, salen de las partidas de gastos de publicidad, protocolo o fiestas. Ahora bien si el PP prefiere gastarse más de 300.000 euros solo en propaganda del Alcalde Landaluce, que se lo expliquen a las decenas de vecinos que cada día se agolpan en la puerta de la Delegación de Vivienda esperando una ayuda, para la que muchas veces no tienen respuesta. Pero que después no venga a darse de solidario y sensible”, declaró el concejal.

En este sentido, desde IU se ha recordado que el conjunto de sus medidas suponen 1,9 millones de euros, casi lo mismo que el Servicio de Recaudación de la Diputación de Cádiz retiene cada año al Ayuntamiento, por recaudar solamente el 70% de los impuestos y tasas. “Si el PP hubiese aceptado la propuesta del grupo de izquierdas, de rescatar este servicio y que lo prestase directamente la Delegación de Hacienda, no solo nos ahorraríamos 2 millones de euros, sino que se podría incidir en la mejora de la recaudación municipal”.

Al mismo tiempo el concejal de la federación de izquierdas, se ha referido a la reducción de los presupuestos y a los argumentos falsarios que el PP montó en la oposición y que han sostenido en el gobierno, y que el tiempo y los datos han demostrado su falsedad. “El Alcalde Landaluce, pretende que los ciudadanos se crean que ha reducido el presupuesto global del consistorio a la mitad, cuando si comparamos el último ejercicio del anterior mandato –año 2011- que tenía un global de 105,8 millones de euros, con el actual de 2015 que establece 102,6 millones, supone una reducción de 3,2 millones de euros. La supuesta reducción a la mitad del presupuesto, es tan falsa como la supuesta deuda de 250 millones de euros, esto último al menos parece que ya lo ha dejado a un lado, habida cuenta que ni el Ministerio de Hacienda de su amigo Montoro, le da la razón y establece una deuda viva de 172 millones”.

Para finalizar el concejal de izquierdas, se ha referido a la aseveración de Landaluce de que “a la crisis se entra por la izquierda y se sale por el centro derecha”. Según Alcántara; “a la crisis se entró precisamente por las políticas económicas neoliberales y de derechas, que extienden sus raíces en el primer gobierno de Aznar, pasando por Zapatero y llegando a Rajoy. Izquierda Unida, antes de la entrada en el Tratado de Maastricht ya analizó lo que pasaría en el futuro, y hasta el momento los hechos nos han dado la razón, por desgracia, ya que los que están sufriendo esas consecuencias son los trabajadores. Aunque hay que reconocerle a Landaluce que en cierto sentido tiene razón en cuanto de la crisis se sale por la derecha, concretamente han salido ya, y muy beneficiados, la gente de derechas como él, que gracias a las medidas de Rajoy acumulan más riqueza, como demuestran todos los indicadores y estadísticas. Los que reciben los sobres y sus amigos que se los rellenan, no solo provocaron esta crisis, sino que están recibiendo sus réditos, a costa de los salarios y derechos de los trabajadores y trabajadoras”.