IU reclama al PP sensibilidad con la multitud de alegaciones registradas contra incremento de la tasa de depuración

Inmaculada Nieto: “Es el momento de tomar nota de las inquietudes ciudadanas y dar una respuesta política adecuada”.

Culminado el plazo legal de presentación de alegaciones al acuerdo de la Junta de Comarca, por el que se aprobaba una nueva subida de la tasa de depuración en la ciudad de Algeciras, y ante el importante número de escritos presentados por entidades sociales, políticas y ciudadanas, además de por ciudadanos a título particular, desde Izquierda Unida han hecho un llamamiento a los responsables políticos del Partido Popular para que “sean sensibles a esta demanda ciudadana y arbitren mecanismos para mitigar los efectos de esta medida”.

La portavoz de IU en el consistorio algecireño, Inmaculada Nieto,  considera de los cientos de de alegaciones presentadas son un ejemplo palpable del malestar existente en la ciudadanía algecireña y deben servir para reconducir el actual estado de cosas en este asunto.

“Reiteramos la necesidad de convocar un pleno extraordinario en el que podamos escuchar a los representantes vecinales y a los portavoces sociales, y en el que los responsables políticos podamos presentar propuestas destinadas a solventar el problema creado en las economías domesticas de miles de familias algecireñas” sostenía Nieto.

IU hacía una valoración muy positiva de la campaña puesta en marcha durante las pasadas semanas y en la que la federación de izquierda ha informado a cientos de ciudadanos sobre su derecho a presentar alegaciones contra el incremento de la tasa, a la vez que  ponía a su disposición un modelo de alegaciones en las que se reclama una rebaja sustancial del recibo.

“Hemos puesto a disposición de la ciudadanía un instrumento con plena capacidad legal que le permite canalizar hacia los responsables políticos de esta subida el malestar social existente respecto a la decisión adoptada”,  afirmaba la coordinadora local de de IU.

Comos e recordará, el texto de las alegaciones que se han trasladado a colectivos y ciudadanos individuales, reclamaba la bajada de la tasa en un 30% de acuerdo con el volumen de agua sin depurar que se vierte a la bahía por problemas en la red, en la misma línea que la ya presentada por el federación de izquierdas.