Adelante Algeciras propone devolver el control del agua la ciudad, mejorar la calidad del servicio y abaratar el precio del recibo

La confluencia de Podemos e Izquierda Unida lamenta que se esté haciendo negocio con el agua y que las consecuencias sean el alto precio del recibo y los vertidos de fecales.

Adelante Algeciras propone como medida de Gobierno un mayor control del suministro del agua por parte del Ayuntamiento, una medida que permitiría solucionar los problemas que padece la ciudadanía, relacionados con el alto precio del recibo y con el mal funcionamiento de la red de saneamiento, lo que provoca vertidos constantes de fecales y malos olores en muchos puntos del litoral algecireño.

Desde Adelante recuerdan que el origen de este problema se remonta a mediados de los noventa, cuando el entonces alcalde Patricio González y su socio de Gobierno del PP José Ignacio Landaluce “decidieron hacer negocio con el agua de todas las algecireñas y algecireños”, vendiendo el agua a la multinacional francesa Aqualia por un periodo de 25 años.

De esta venta, nació Emalgesa, una sociedad mixta en la que el Ayuntamiento posee el 51%. “Sin embargo, es Aqualia quien controla cómo se suministra el servicio y cuánto se cobra por el agua en el recibo. Además, las pérdidas económicas del servicio las ha estado asumiendo el Ayuntamiento todos estos años, mientras que cuando hay beneficios, se los lleva la empresa”.

Adelante Algeciras recuerda cómo este proceso prosiguió en 2005 con el PSOE, que “también decidió hacer negocio con el agua y la vendió a Aqualia por otros 25 años más”.

“En todo este tiempo”, apuntan desde la confluencia de izquierdas, “Aqualia se ha dedicado a buscar captaciones de agua de manantial, que es gratis, y que han vendido en el recibo a precio de agua de pantano”. Además, “el dinero que la empresa ha destinado a estas captaciones no lo han empleado en su obligación de solucionar los problemas de aguas fecales y de malos olores, que siguen afectando a muchos puntos del litoral algecireño”.

En este sentido, Adelante recuerda que “Algeciras sigue siendo la única ciudad española de más de 100.000 habitantes que vierte directamente al mar aguas sin depurar”, y apuntan a que “la ex delegada de Emalgesa, Eva Pajares, llegó a reconocer en un Pleno del Ayuntamiento que sólo se depura el 70% de las aguas de la ciudad”.

El candidato a la Alcaldía por Adelante Algeciras, Javi Viso, señala que “la consecuencia de todo esto que es pagamos un precio muy caro por el agua. El recibo está sobrecargado de cánones, tasas, fijos y variables, cuotas de enganche, saneamiento…. Lo que más se paga son impuestos y lo que menos se paga es agua”.

 

“Tenemos que devolver el control del agua a la ciudad y bajar el precio del recibo”, señala Viso, para quien la recuperación de la gestión pública del agua permitirá mejorar la calidad del servicio y garantizar el suministro vital básico. “Con el agua de Algeciras no se juega y no voy a permitir que se siga haciendo negocio con ella”, ha concluido.